2.9.10

Cuando blackberry y apple seguían siendo sólo frutas.

Lo que ocurre es que en un momento de rabia quieres dejarlo todo, acabar con todo, irte y no volver, olvidarte de que exístes... 
Quieres irte y no sabes donde, lo peor es que crees que así se pueden solucionar los problemas. Pero en ese mismo momento reflexionas y piensas, que no, que por un momento de rabia no tienes por qué tirar todo por la borda, por eso seguimos igual... 
Si yo hubiese hecho caso y elegir la opción de dejarlo todo, ahora no sabría donde ir, no sería nadie. 
Me hubiese perdido por el camino, porque soy lo que soy, porque todos los que me rodean me hacen ser como soy. 
Todo lo que tengo ahora es lo único que me queda, de momento, pero sé que no será lo unico que me quedará. 
No puedo esperar a que ocurra un milagro y me saque de todo este come-cocos, porque esto es la vida: Una gran montaña. 
No puedes pedir siempre estar feliz, porque tan solo se puede ser feliz cuando sabes lo que significa verdaderamente la tristeza.



Hasta el próximo post que será cuando vuelva de Marruecos, ¡Muaaak!



1 comentario:

Belén. dijo...

Pásatelo muy bien por allí!
Claro... la vida es como una caja de palomitas, si de vez en cuando no nos tocara una palomita quemada nunca sabríamos apreciar del todo lo sabrosa qeu es una palomita "no quemada" xd
me encanta tu blog :D