10.12.10

Te propongo una cosa, ¿qué tal si vivimos cada día como si fuera el último?




Somos humanos... estamos destinados a sentir cada sentimiento que nos brinda la vida de una manera única e intensa, donde desgraciadamente hallamos en ella dos polos totalmente opuestos, que influyen en nuestra manera de vivirla:

Nuestro corazón y la Razón.

Son polos que pocas veces actúan juntos. A veces nos guiamos solo por nuestro corazón, vemos las cosas de color rosa, le sonreímos a la vida y la verdad es que no hay ningún motivo para no hacerlo. 
O eso es lo que creemos.. pensamos y pensamos recordando cosas insignificantes que nos plantan una sonrisa de complicidad, reflexionamos y todo parece perfecto. Los sentimientos cada vez se sienten más intensamente, sientes una caricia, un beso, un abrazo más de lo que es en sí. 
Hacemos cosas involuntarias, hablamos sin pensar diciendo sencillamente lo que nuestro corazón nos susurra al oído y a la hora de actuar hacemos cosas que sólo se nos ocurriría estando en esta situación pero.. nos da igual y ¿por qué? 
Porque estamos totalmente dominados bajo este sentimiento.








2 comentarios:

Clary Claire dijo...

Ohhh!!! PreciosooO!!
Y me parece una buena idea.
Porque así, disfrutas al máximo.

Besos!!

Barneys Lovers dijo...

pff...alucinante! me ha encantado!
pasate cuando quieras. muakk!