30.12.10

Me dejé la vergüenza olvidada en el fondo del vaso en el último vals.




Tenemos la mala costumbre de querer a medias, de no mostrar lo que sentimos a los que están cerca,
tenemos la mala costumbre de echar en falta lo que amamos sólo cuando lo perdemos, que es cuando lo 
añoramos.
Tenemos la mala costumbre de perder el tiempo buscando tantas metas falsas tantos falsos sueños..
Tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en realidad importa, y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.

Hoy diría todas esas palabras que por miedo nunca pronuncié. 
Cuanto sentimos y a la vez cuanto no decimos.. todo eso que a golpes pide salir.

Tenemos la mala costumbre de buscar excusas para no desnudar el alma y no asumir culpas, tenemos  la mala costumbre de no apreciar lo que en realidad importa, y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.



1 comentario:

Rocio Belén dijo...

muy buena entradaa
toda la razon :)
besos! me gusto el blog :)