29.7.10

I still can’t find the truth.

Te acuestas todas las noches en tu cama e intentas dormir, pero no puedes.
Cada vez que te tapas con las sábanas es como si tuvieran algo que te obligara a pensar en todo, en lo mío y lo tuyo en lo de los demás.
Es como si no hubieras pensado en nada durante todo el día, como si los pensamientos y las dudas se te acumularan en la mente para ser resueltos a media noche.
Te pasas horas pensando en todo, le buscas los pros y los contras, se te quita el sueño, claro. 
No consigues dormirte hasta que no lo resuelves todo. Das vueltas en la cama intentando conciliar el sueño que perdiste.
Por fin te duermes, todo resuelto.
Te levantas por la mañana, nada, todo lo que pensaste anoche ahora te parece absurdo, es absurdo.



Entonces, llegas a la conclusión más acertada.. "No merece la pena pensar tanto."


1 comentario:

Mel de eLife ♥ dijo...

Jajaja qué gran verdad. A mí, me pasa esto mismo todas las noches. Y sí, ya llegué a la conclusión de que es estúpido y no merece la pena. Pero no puedo evitarlo... =/
Todo un problema.
Un beso, y pásate por mi blog si puedes :)